Además del clásico desayuno italiano, más bien dulce, también se ofrecen acompañantes salados. Además, se sirve café, té y bebidas frías. A petición se pueden poner a disposición productos sin gluten.